Los mercados en tus manos / Markets close enough to touch

BroadMarket

Repetirse hasta la saciedad

martes, 8 de junio de 2010 by Luis

Cuando Francis Ford Coppola iba a realizar la segunda parte de "El Padrino" tuvo que luchar con la Paramount para que la película se titulara  "El Padrino, parte II". Paradójicamente,  cuando el propio Coppola quiso llamar a la tercera parte de su famosa trilogía "La muerte de Michael Corleone", los estudios se negaron porque el título genérico se había convertido en una marca, una patente bajo la que explotar algo ya conocido.
Desde principios de los 80 las películas no sólo se han convertido en trilogías, sino en sagas (con reinvenciones de personajes, como en el caso de superhéroes del estilo de Batman) e incluso, prácticamente, en seriales: (ahí está el protagonizado por Harry Potter o el fenómeno de Crepúsculo (Twilight, Catherine Hardwicke, 2008) y sus secuelas.
En  la política y en la economía desconozco lo que ocurría antes de los años 80, pero actualmente ocurre lo mismo que con las películas. Es decir,  que en el ámbito político y económico, los guiones, las pautas que han tenido éxito  se vuelven a repetir, casi con los mismos elementos, pero convenientemente trastocados.
Basta, por ejemplo, con ir hoy a las ediciones digitales de los diferentes medios de comunicación y pararse a analizar los comentarios que se hacen respecto de la huelga de funcionarios, se tiene la impresión de haberlos leído ya cientos de veces. No hay forma de saber a ciencia cierta lo que ha sucedido realmente, así se pueden apuntar todos la victoria.
Más grave es lo de la mentira política de un Presidente del Gobierno, en este caso de Zapatero. No puedo evitar hacerme eco de lo que escribe  hoy Oscar  en el Diario RC  cuando dice que  Zapatero “ya no será el defensor de los desfavorecidos, sino el favorecedor de sus defensores y el desfavorecedor de quien sea necesario. Nuevamente el gobernante queda impune. Y es que el súbdito mira la mentira de los políticos profesionales como se contempla un asunto privado y no como lo que es: una aberración pública.”
----------------------------------------------------------------------
En los mercado también se extiende ese mezquino hábito de la mentira, basta con coger el gráfico horario del SP 500 desde finales de abril y compararlo con un gráfico semanal del mismo índice correspondiente al período marzo de 2000 a marzo de 2003. Se contempla nítidamente que la estructura bajista que está  desarrollando en gráfico horario  es casi idéntica a la que resulta del gráfico semanal, y que por cierto está a punto de completarse.


¿Hasta cuándo vamos a permitir las mentiras?

Filed under having  
.


.

Powered by Blogger