Los mercados en tus manos / Markets close enough to touch

BroadMarket

Marea correctiva

domingo, 30 de enero de 2011 by Luis

Elliott, en su obra, The Wave Principle, ya comparó las olas del mar con el movimiento de los mercados financieros, pero no debemos confundir ondas con olas.
Las ondas son, por ejemplo,  las agitaciones que se producen en las aguas tranquilas de un estanque cuando arrojamos una piedra,  se expanden pero no desplazan a los objetos que flotan sobre el agua, solo se agita la molécula de agua en sentido vertical. También son frecuentes en los mares tropicales, en los que los navíos se ven mecidos por ondulaciones aunque el mar esté en calma, se trata de ondas producidas por fuertes temporales que tienen lugar a muchos kilómetros de distancia.
.
Las olas se originan generalmente por el viento, cuando este sopla aparecen irregularidades sobre la superficie del agua en forma de ondas repartidas como el dibujo de un diamante. Si el viento cesa, las olitas se deshacen porque son más débiles que la tensión superficial del agua marina. Pero si el viento persiste, encuentra un asidero en estas ondas y las hace crecer. El efecto se realimenta porque cuanto mayores son, mayor es el agarre del viento y surgen las olas. Además, si por razones diversas las olas se encuentran según ángulos distintos, se origina una ola de interferencia, fenómeno muy frecuente y característico en el centro de ciclones y tifones. A fenómenos de interferencia parecen debidas las grandes olas denominadas de marea (las Tres Marías) que se originan después de una serie de olas de tamaño normal.
.
El fenómeno  de la formación de ondas y olas es perfectamente trasladable a los mercados financieros. La corrección que vamos a tener ahora es una ola, se trata de la onda 4 de la C, y como tal onda 4 es presumible que se desarrolle consumiendo mucho tiempo. Se dice que las ondas 4 pueden llegar a consumir el 70% del tiempo que tarda en desplegarse la pauta, la tendencia. Y es una ola porque la agitación del mercado va a ser lo suficientemente intensa para calificarla de este modo, ya se sabe que esta onda 4 es donde se suelen tomar beneficios y donde se producen el 85% de las pérdidas de los operadores. Cuando termine de desarrollarse se formará la onda 5ª, que también es una ola,  y a continuación veremos una onda (ola) de interferencia.
En cuando al desarrollo de la misma, quienes “organizan” los mercados tienen que elegir entre una corrección violenta y  profunda o una corrección pausada y duradera. En ambos casos los efectos son devastadores en muchos de los valores del mercado, pero en cualquier caso es una corrección necesaria dadas las fuertes divergencias que, a todos los niveles, se aprecian en los indicadores de amplitud. Yo apuesto por una corrección duradera que consumirá tiempo y que sólo retrocederá el 0,382 del recorrido de la onda 3, lo que sitúa al SP 500 en niveles de 1.200 puntos, nivel que puede llegar a tocar varias veces antes de que concluya la citada ola 4.
Una corrección del tipo descrito es perfectamente compatible, yo diría que la más compatible, con las estructuras que muestran otros índices internacionales como el Ibex 35. También permitiría cierto margen de libertad a este y a otros índices para iniciar el avance, antes de que el más importante de los mercados mundiales, el americano, finalice su corrección. E incluso, permitiría que se originasen ciertas divergencias en el comportamiento de sus propios índices, haciendo posible que el Nasdaq inicie la subida correspondiente a la onda (ola) 5 con anterioridad, puesto que el recorrido alcista que tienen es mayor que el del resto de índices. Ya lo dijo el otro día Obama, EEUU apuesta por la innovación como clave para el futuro del país.
.
.
Con respecto a la semana pasada no hay novedades. Basta con mirar el gráfico del Ibex 35 o del FTSE MIB y, compararlo con el de cualquiera de los índices norteamericanos, para hacerse una idea de cuales son las verdaderas intenciones a muy corto plazo de los primeros, seguir subiendo durante esta semana que viene. Dicho esto, cabe esperar que el mercado americano forme soporte el lunes, más o menos en los niveles de cierre del viernes, que a continuación  construya un pequeño rebote de escasa duración, dos o tres sesiones, y que finalmente se gire a la baja con decisión.

.


.

Powered by Blogger